lunes, 29 de septiembre de 2008

Mengana

Fulano mío, esta mengana
tuya de rizos disueltos
de labios áridos sin besos
y tristes pupilas castañas,
ha reencontrado alegrías
con sus labios en los tuyos
con las estrellas de tus versos
con la viveza de tus rizos

Fulano mío ¿dónde enterraste
murrias, lágrimas de mis venas?
¿Cómo adivinaste quimeras
perdidas en la memoria?
Yo, hace cuánto mengana tuya
cada día más enamorada
tú, fulano mío sujétame,
sujétame de la mano.

Yo, mengana tuya
tú, fulano mío.

Este poema es anterior a "Cuervos y Fantasmas"..... Tomé de la genialidad de Benedetti la analogía entre mengana - fulano - zutano

1 comentario:

CTDeportes dijo...

Simplemente hermoso.

Un abrazo
Rubi