sábado, 21 de agosto de 2010

Primavera

(Gracias al Cuento de Primavera de Rohmer que me prestaron)


- ¿Te puedo tomar la mano?
- Sí

- ¿Te puedo dar un beso?
- Sí

- No me recuerdes con niebla
- No
- ¿Por qué?
- Porque somos niebla
- ¿Y entonces?
- Vuelve para que seamos lluvia
- ¿Semilla?
- Vida

1 comentario:

Maria Sol dijo...

Sí, lo sé, el tiempo es una gran garra que cierra tu mente y encierra a la vez tu alma.