sábado, 18 de octubre de 2008

Una Carta

No me importa si son los consejos de siempre, las palabras hastiantes que no nos gusta oír porque ya somos grandes y casi-independientes (aunque nadie lo es realmente). Este es un artículo traducido por mi padre en su blog Ctdeportes (este es el link para quienes lo quieran)

Aquí va

Querida hija,

Eres una persona maravillosa y tu madre y yo pensamos siempre en ti. No habrá que esperar demasiado antes que dejes el hogar para hacer tu camino en el mundo ¿Puedo darte algunos consejos de amigo? Aquí están algunas cosas que no deberías hacer.

No te desprecies a tí misma
Eres fabulosa y capaz de alcanzar grandes cosas así que confía en tí misma. Cuando las cosas vayan mal nunca dejes de creer. Algunas niñas se deprimen, se culpan a ellas mismas y pierden su autoestima. Toda clase de problemas se pueden presentar.

No te obsesiones con tu apariencia
Pensamos que eres hermosa. Por favor alégrate como eres y del cuerpo que tienes. Come con sensibilidad, ejercítate y se saludable. Algunas chicas se obsesionan con perder peso o conseguir la forma perfecta. Tu luces bien.

No vivas más allá de tus medios
A lo largo de la vida intenta mantener tus gastos de acuerdo con tus ingresos y ahorrar un poco. En lo posible evita endeudarte. Hay algunas excepciones – como conseguir una hipoteca para comprar una casa– pero en general si puedes vivir con tus medios evitarás muchos problemas.

No comprometas tu seguridad personal
No te pongas en riesgo. Esto significa que no debes confiar en la gente hasta que realmente la conozcas y que algunas veces tienes que evitar las cosas que podrían parecer divertidas. No te embriagues o tomes drogas. Desafortunadamente hay gente malvada y es mejor no correr riesgos.

No te envuelvas con un hombre casado
Hay una gran cantidad de hombres solteros. No te enredes con un hombre casado no importa cuan atractivo sea – terminarás llorando.

No des menos que lo mejor
Estamos muy orgullosos de todo lo que has conseguido hasta ahora. Deberías estar orgullosa también. Sigue haciéndolo bien. Continúa trabajando duro en todo lo que hagas. Nadie puede pedir más que eso.

Nunca olvides que tus padres te aman
Lo que sea que te pase en la vida, tu familia todavía será tu familia. Ante cualquier dificultad que encuentres siempre trataremos de ayudarte. Estamos aquí por ti.

1 comentario:

Jimmy dijo...

Qué bueno que lo valores...